Paella marinera

La paella, plato tradicional español conocido mundialmente, tiene su origen en la Comunidad Valenciana. Aunque pueda parecer que es un plato muy antiguo, las referencias nos remontan al siglo XVIII y XIX.

El nombre de paella es difícil de asociar, en la parte más romántica, hace alusión a una bonita anécdota amorosa, en la que los pretendientes de una bella muchacha valenciana, debían conquistar a su padre por el paladar. Estos debían elaborar diferentes platos,  que en realidad eran “pa’ella” (la pretendiente), siendo el arroz el principal ingrediente. La parte más técnica, indica que la paella, es la sartén con la que se preparan los arroces secos o medio caldosos, por lo que en vez de llamarla “paella”, deberíamos llamar a este plato: arroz a la sartén.

Si el nombre ya tiene dificultad a la hora de comprender su origen, a veces es difícil identificar a las auténticas paellas, ¿sabes cuántas variedades de paella hay?

La verdad que se podría escribir un libro completo con la variedad de paellas que podremos encontrar a lo largo y ancho de la geografía española y algún que otro, con las recetas internacionales de la misma.

Los nombres son variados: paella ciega, paella del señor, caldero, arroz a banda, etc. Todos son apelativos que intentan llamar la atención del consumidor. Y es que mucho han luchado los valencianos por su amada paella, hasta conseguir una denominación de origen. De hecho es de agradecer, porque han logrado que se estandarice hasta la receta. Así pues, las variedades “mundialmente aceptadas” se podrían resumir en los cuatro tipos siguientes:

  1. Paella valenciana o Paella tradicional: sus ingredientes según la Denominación de Origen Arroz de Valencia son el aceite, pollo, conejo, “ferraura”, “garrofó”, tomate, agua, sal, azafrán y arroz.
  2. Paella de pescado, marisco, marinera o del mar: para preparar esta receta, debemos recurrir a los ingredientes anteriores, pero evitando el pollo o el conejo, utilizando en este caso al uso de trozos de pescados (por ejemplo merluza o bacalao) o mariscos, tales como mejillones, gambas, cigalas, sepia, calamares y almejas.
  3. Paella mixta: es la combinación de la paella valenciana más la paella “marinera”. La receta no requiere del uso de todos los ingredientes, se deja a decisión del consumidor. El sabor es más complejo y es una de las que más gustan por la mezcla de sabores.
  4. Paella vegetariana: tomando como base la paella valenciana, no se utilizan el pollo o conejo y se optaría por agregar otros ingredientes aptos para vegetarianos, por ejemplo champiñones, pimiento, alcachofas y espárragos.

Aunque no estrictamente se ha re seguir estos ejemplos al pie, es común el uso de pimentón, caracoles e incluso carne de pato. Lo que se intenta, dado el origen humilde del plato, es aprovechar los recursos de la zona, pues ese era el verdadero fin de la mayoría de los platos preparados españoles.

LUGAR PARA COMER UNA BUENA PAELLA MARINERA:

El restaurante en donde he probado la paella marinera más rica es en Castell d’en Sacha, en la calle Camelias 47. Barcelona.

Los Camareros son muy simpáticos y el servicio es excelente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *