Tapas

Este fin de semana mi familia ha venido a visitarme a Barcelona y, en mi afán por descubrir y enseñar sitios buenos y nuevos de las ciudades, me di cuenta lo difícil que es encontrar lugares -bien- de tapeo en Barcelona. Algo muy típico para España pero que no está tan arraigado en Cataluña. Aún así, haberlos haylos y muy buenos, así que, estos son los mejores bares de tapas de Barcelona, según Bon voyage-Blog de viajes:

1.       Tapas 24: uno de mis preferidos. Un viernes no es un viernes si no como aquí. Eso es así. Es céntrico, queda justo al lado de Paseo de Gracia, y aunque es pequeñito y un poco bullicioso, la calidad de sus tapas es excepcional. Destacan por encima de todo su plato de huevos revueltos con butifarra y su famoso bikini. No te dejes engañar por su volumen de turistas, hay muchos, pero la calidad de su materia prima es altísima y sus tapas muy creativas.

2.       La pepita : además de ser un famoso bar de tapas, también es punto de encuentro de la gente guapa de Barcelona. Por aquí encontrarás incondicionales como Kike Sarasola, que siempre deja ver por este coqueto bar cuando viene a Barcelona. Sus tapas y raciones son deliciosas, auténtica cocina en miniatura. ¿Qué pedir? las croquetas y el cazón a la andaluza son lo más.

3.       Quimet & Quimet :Me lo recomendó el otro día mi gurú gastronómico, Mikel López Iturriaga, buscando un sitio de tapeo donde llevar a mis padres, y la verdad es que acertó 100%. Es un lugar histórico, sin pretensiones, que precisamente goza de la fama que tiene por su auténtica modestia. La ya cuarta generación de Quimet presenta hoy, en mitad del Poble Sec, un bar de tapas excelente en Barcelona. Ideal para ‘vermutear’, atentos a su bacalao, exquisito.

4.       La cova fumada: reconozco que acabé aquí cuando leí una entrevista en GQ, porque a uno de sus entrevistados le preguntaban: “¿en qué lugar te gusta perderte”? y el entrevistado de turno respondió “en la cova fumada, en la Barceloneta”. Y pensé: ¿y por qué no conozco yo este sitio? Así que ni corto y perezoso convencí a un par de amigos (que me miraron bien raro) para que me acompañaran y así descubrí uno de los sitios más cutres, con más encanto y con las tapas más ricas de toda Barcelona. Así es. Esta antigua bodega se ha convertido, por méritos propios, en uno de los templos del tapeo de la ciudad. ¿Lo mejor? Su pescado fresquísimo y sus famosas bombas.

5.       El Quim de la Boquería Un clásico entre los clásicos. Desde que vi a Ferran Adrià tapear en él, pensé, “este sitio tiene que ser bueno”. En efecto, ni Adrià ni yo estábamos equivocados. Este bar, situado en mitad del famoso Mercado de la Boquería, puede presumir de tener algunas de las mejores tapas de Barcelona, no obstante, la materia prima de sus platos más famosos procede de los puestos de alimentos que le rodean. Ojo, no aceptan reservas.

 

*Fotos: La Pepita. La hamburguesa es de El Quim de La Boquería.

One thought on “Tapas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *